Dermatitis Atópica requiere atención adecuada para mejor calidad de vida

Dermatitis Atópica requiere atención adecuada para mejor calidad de vida

Dermatitis Atópica requiere atención adecuada para mejor calidad de vida

Padecer Dermatitis Atópica (DA) es difícil para los pacientes y sus familias, afectando la vida cotidiana de ellos, su familia y en alguna medida de quienes le rodean, y este próximo 14 de septiembre la comunidad de pacientes se reúne para crear conciencia, comprensión y los estándares de atención para el eccema atópico; dedicando esta fecha al Día Mundial de la Dermatitis Atópica.

Se trata de una enfermedad sistémica incurable, crónica e inmune, que debilita al 10% de los adultos y el 20% de los niños en todo el mundo, pero con cuidados adecuados pueden tener buena calidad de vida.

En esta búsqueda, organizaciones y empresas como Sanofi Genzyme, apoyan a la Alianza Internacional de Organizaciones de Pacientes de Dermatología (GlobalSkin), la Federación Europea de Asociaciones de Pacientes de Alergias y Enfermedades Respiratorias (EFA) y la comunidad mundial de DA, para cambiar la forma en que se percibe a los pacientes y cómo se presta la atención.

Los pacientes y las familias están en el centro del Día Mundial de la Dermatitis Atópica, ya que, en el caso de los niños, esta enfermedad puede afectar las relaciones personales, disminuir el funcionamiento psicosocial, provocar la pérdida del sueño para los miembros de la familia y generar dolor y un sentimiento de impotencia al tratar con el sufrimiento diario del niño.

La DA también puede resultar en ausencia de trabajo o disminución de la productividad laboral de los padres; incluso, los hermanos de los niños afectados encuentran sus vidas perjudicadas. Cuando la enfermedad afecta a los niños, impacta a toda la familia a menudo profundamente, porque los pacientes con estados severos pueden tener hasta 192 días de exacerbaciones (brotes intensos) durante más de 6 meses.

Además, el 72% pacientes con DA moderada a severa tiene comorbilidades, que incluyen asma (40%), alergias (38%), conjuntivitis alérgica (20%), alergia alimenticia (34%), rinosinusitis crónica (26%) o pólipos nasales (13%), pero no es una enfermedad contagiosa.

Cabe señalar que actualmente por la crisis sanitaria causada por el COVID-19, el lavado frecuente de manos puede tener efectos no deseados en los pacientes con DA, ya que  el uso de algunos jabones, desinfectantes o geles alcoholados pueden activar el círculo del rascado como respuesta a la picazón, empeorando los signos y síntomas en la piel, provocando más inflamación, señala el medical manager immunology de Sanofi Genzyme en región Pacífico & Caribe, Luis Sarmiento.

Mientras, Christine Janus, CEO GlobalSkin, insta a los profesionales de la salud y a los responsables en la toma de decisiones a unirse en este Día Mundial de la DA, para la concienciación, a demostrar cómo apoyan y cuidan a los pacientes con eccema atópico en todo el mundo, porque “Juntos podemos hacer que el cambio suceda”.

contributor

Related Articles