Para el 2030 habrá 5.4 millones de diagnósticos Diabetes Tipo 2

Para el 2030 habrá 5.4 millones de diagnósticos Diabetes Tipo 2

Para el 2030 habrá 5.4 millones de diagnósticos Diabetes Tipo 2

Mientras 10 de cada 100 personas en Centroamérica y Caribe tienen diabetes, según los pronósticos para el 2030 serán 5.4 millones de pacientes diagnosticados con Diabetes Tipo 2 (DT2)  en la región, lo que hace indispensable realizar acciones para seguir estilos de vida saludables y buscar diagnósticos a tiempo.

De acuerdo con el médico Fernando Andrés Jiménez, especialista endocrinólogo costarricense, la mayor complicación de salud por diabetes, puede ser ocasionada por diagnósticos tardíos, desconocimiento y falta de tratamiento oportuno, que podrían desencadenar en serios problemas que pueden llegar hasta la amputación de extremidades.

Celebrando recientemente el Día Mundial de la Diabetes, en el conversatorio “Diabetes y Acciones que Cambian la Vida”, dirigido a periodistas de la región” el endocrinólogo Jiménez precisó que la ingesta de comida es relevante; haciendo necesaria la práctica de dieta saludable con muchos vegetales verdes y proteínas, pocos carbohidratos y evitar las grasas; ya que, la International Diabetes Federation señala como factores de riesgo la genética, el sobrepeso, la inactividad física, la hipertensión, la edad, dietas poco saludables, mala nutrición durante el embarazo, intolerancia a la glucosa,

Entre los factores de alarma de diabetes, la International Diabetes Federation señala: sed excesiva y boca seca, necesidad frecuente de orinar, cansancio, sudoración excesiva, lenta cicatrización, infecciones recurrentes en la piel, visión borrosa, hormigueo en manos y pies.

Los síntomas de la Diabetes Tipo 2 (DT2) tardan años en manifestarse, a lo que se atribuyen diagnósticos tardíos y complicaciones que incrementan tres veces el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de falla renal., por lo que es importante realizar acciones que cambian vidas para prevenir la enfermedad o al menos diagnosticarla temprano para abordaje  integral y controlar simultáneamente los niveles de glucosa, lípidos, presión arterial y el peso, entre otros factores de riesgo

La diabetes de Tipo 2 es una enfermedad metabólica crónica que afecta la forma en la que el cuerpo procesa el azúcar (glucosa) en la sangre, porque no produce o se vuelve resistente a la insulina, hormona que permite que el azúcar penetre en las células y se convierta en fuente de energía.

Ane la falta de un diagnóstico temprano y tratamiento adecuado, la diabetes de tipo 2 puede incrementar los riesgos de presentar complicaciones serias como ceguera, daños neurológicos y úlceras en los pies que podrían generar una infección y en caso extremo provocar una amputación.

El sobrepeso es considerado uno de los detonantes más comunes de la diabetes, enfermedad que sigue creciendo en el mundo debido a estilos de vida poco saludables. Según los últimos datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, más de 1900 millones de adultos presentan peso por encima de lo recomendado.

“Uno de los mayores retos en el tratamiento de esta condición es que se aborda de forma pasiva y hoy sabemos que coexiste con otros padecimientos como enfermedad cardiovascular o falla renal, por lo que debemos buscar que el abordaje del paciente sea holístico e integral, lo cual permitirá establecer tratamientos, planes de seguimiento y análisis que controlen no solo la enfermedad primaria, sino también los padecimientos correlacionados” indica Esteban Coto, gerente médico de AstraZeneca para Centroamérica y el Caribe.

“En AstraZeneca trabajamos para educar sobre la importancia de la prevención y de cómo identificar los factores de riesgo para que el paciente cuente con un diagnóstico oportuno que nos permita ofrecer soluciones terapéuticas innovadoras para brindar un beneficio real. Buscamos crear conciencia de que la diabetes es mucho más que medir la glucosa y que se puede vivir una diabetes controlada, siempre bajo supervisión médica continua y realizando acciones que cambian vidas”, puntualiza Coto.

Tratamiento

Entre las principales recomendaciones para prevenir o retrasar la aparición de la diabetes de tipo 2, se encuentran: llevar una dieta saludable que implica eliminar o disminuir el consumo de azúcar y grasa saturadas, realizar ejercicio regular de al menos 30 minutos diarios, evitar el consumo de tabaco, llevar un control constante del peso corporal y realizar chequeos médicos de manera periódica.

En el caso de pacientes que requieran un medicamento para el control de su enfermedad, es fundamental que sigan y atiendan las recomendaciones de su médico tratante.  

editor

Related Articles